Inspirada por formas decorativas y materiales de construcción la diseñadora madrileña Mar González crea una nueva generación de collares que se mueven en equilibrio entre la artesanía tradicional y el diseño contemporáneo.

Con una base de clientes por todo el mundo en algo más de tres años, las piezas femeninas de O·GLEZ se pueden encontrar en diferentes espacios, desde galerías de arte hasta tiendas de concepto.